lunes, 21 de enero de 2019

Falacias: Ad Verecundiam, Causa Falsa y Ad Logicam

Creer algo sólo porque lo dice ‘determinada persona’ es muy humano y hasta natural. El problema llega cuando el único argumento de defensa de una posición es precisamente ese, que lo ha dicho alguien cuyo aval es que es famoso, tiene un alto cargo o cae bien, y por supuesto sin tener conocimientos acreditados en la materia. Es lo que se denomina falacia Ad Verecundian, que explico junto a otras dos, Causa Falsa / Non Causa Pro Causa y Ad Logicam.