lunes, 15 de octubre de 2018

Errores: Circunstancias en las que se reduce la posibilidad de acierto en la Toma de Decisiones

Si tomar decisiones es la esencia del trabajo de un directivo, tratar de evitar el error es la base para construir una correcta arquitectura de decisiones. Pero cuidado, errar no es que no salgan las cuentas o se fracase en un proyecto. Se puede decidir correctamente, hacerlo todo bien en el proceso de decisión y que aún así no sea suficiente. Errar es no tomar la mejor de las decisiones posibles. Algo que, en ocasiones, no resulta fácil de saber si se ha producido.