lunes, 9 de mayo de 2016

Falacias: Ad Populum, Post Hoc y Negación del Antecedente

Tres falacias que se utilizan con profusión en discursos políticos, medios de comunicación, análisis empresariales o incluso en cualquier conversación del día a día son las denominadas Ad Populum, Post Hoc y Negación del Antecedente. Se trata de razonamientos erróneos o intencionadamente falsos que resultan muy fáciles de aceptar por parte de los interlocutores. Por ello, conviene conocerlos bien para no dejarse arrastrar hacia el objetivo de quien los utiliza, que no es otro que tratar de que se acepte su opinión sin utilizar para ello argumentos reales.

Falacia ad Populum
- A dice que X es lo mejor.
- A dice que el grupo Y también cree que X es lo mejor.
- A dice que Y es el grupo mayoritario (con datos objetivos, con datos ‘agrupados’ según el criterio de A, o directamente porque A dice que lo es).
- Luego si la mayoría piensa que X es lo mejor, sin duda lo es.
“La mejor decisión es esa no porque lo diga yo, lo dice todo el mundo”

Se apela a que lo que cree la mayoría es lo mejor, pero en realidad la razón no depende de cuánta gente opina en un sentido u otro.

En sentido estricto lo único que implica una mayoría es precisamente eso, que es la opción preferida por más gente, no que sea la mejor o la verdad.

Por eso hay que recordar que:
  • Es un tipo de falacia claramente demagógica y utilizada masivamente en política, donde es posible encontrar cómo un resultado (elecciones, encuestas...) puede ser presentado por dos partidos totalmente contrarios como la demostración de que la mayoría les avala, o al menos que no respalda a su rival.
  • Suele usarse también apelando a las tradiciones:
    • ‘Se ha hecho siempre así, ergo todo el mundo ha opinado siempre que es lo mejor’.
  • Funciona tan bien por el sesgo cognitivo ‘Efecto Manada’.
  • Para estar prevenido ante su uso, lo mejor es recordar que equivale a este dicho popular: 
    • ‘Come mierda, millones de moscas no pueden estar equivocadas‘.

Falacia Post Hoc o de Falsa Causa o Post Hoc ergo Propter Hoc
- Sucede X.
- A continuación, sucede Y.
- Luego Y es consecuencia de X.
O bien...
A recuerda que B hizo X.
A advierte que después¡ de que B hizo X, sucedió Y.
Luego X causa Y y B es el responsable de Y.
“Es culpa suya, siempre que va al fútbol nuestro equipo pierde”

Establece la relación entre dos sucesos esgrimiendo como prueba su correlación en el tiempo. Falacia clásica de quien no quiere trabajar mucho. En lugar de analizar todos los datos establece la correlación más acorde a sus intereses.

Se puede utilizar de muchos modos, como confundir los efectos con las causas o bien atribuir una relación directa a una casualidad.

Usos frecuentes de la misma son:
  • Tópicos. Mucha gente da por sentadas estas afirmaciones y luego se escandaliza o se ríe cuando comprueba que en el extranjero hay quien piensa que a todos los españoles nos gustan el flamenco y los toros.
    • ‘Es francés, luego le gusta el queso’.
    • ‘Es alemán, luego es muy estricto’.
    • ‘Es estadounidense, luego seguro que no sabe dónde está España’.
  • Horóscopos. La genética, educación recibida, experiencias, etc, no tienen nada que ver:
    • ‘’Todos los Tauro son...’.
    • ‘Él es así porque es Géminis...’.

Falacia del Antecedente o Negación del Antecedente
Cuando A, también B.
- C no es igual que A.
- Luego cuando C, no B.
O bien:
- A afirma que si X, también Y.
B es X, pero no Y. 
Luego B no es un verdadero X.
“Si dice eso es porque realmente no es de los nuestros”

Es la Falacia utilizada en sentido contrario que la anterior.
  • Se establece una causa única para un efecto, negando o desviando la atención sobre el hecho de que el mismo puede tener como origen otras circunstancias.
    • ‘Los que toman mucho calcio con la leche son altos’. (¿Y la genética no tiene nada que ver?).
    • ‘Dicen que cuando llueve el tráfico se pone imposible, pero hoy yo hoy no he tenido problemas’. (No es la causa única, pero evidentemente influye).
Un uso muy pernicioso es que permite establecer un escenario idílico que hay que cumplir, y se estigmatiza a quien no lo cumple del todo:
  • Propio de totalitarismos o personas muy radicales en su postura:
    • ‘O piensas lo que digo yo, o no eres de los nuestros’.
  • La falacia está en tergiversar las condiciones de pertenencia a un grupo que en realidad no implican formar parte del mismo, sino la imposición al 100% de lo que esa persona o grupo establece como veraz.


Origen foto
Agencia de press Meurisse [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario